No me faltará el aliento

Desde el día en que llegué al mundo, la vida se me reveló en su esencia más brutal. No me mostró su faceta tierna ni me arrulló con dulces ilusiones, sino que me anunció sin tantos preámbulos que, para sobrevivir, habría tenido que luchar. Fui acogido como un corredor más en una gran carrera de Lee más

Una estrella que estalla

Fiona era una mujer de mediana edad y todo en su aspecto exterior tendía a vehicular una imagen austera que sin lugar a duda le pertenecía. Tenía anteojos de montura delgada y lentes ovaladas que solían reposar al borde de su nariz aguileña, dejando descubiertas unas pupilas que se dedicaban a escrudiñar el mundo con Lee más