Luz de mi vida

Al fin todo había terminado. Con esa última puja, no solo se había liberado de un cuerpo extraño, sino que también la ansiedad que la había acompañado durante los últimos nueve meses había sido expulsada vehementemente, como el corcho de una botella de champán bien agitada. Habría podido dejar de esconderse, seguir con su vida. Lee más

Los ogros en la noche

Cuando nací, fui abandonada por mi madre. Fue mi padre quien me crió. De mi mamá no puedo ni recordar el rostro. Lo que sé de ella es porque mi papá me lo ha contado. Sé que alguna vez intentó vendernos, a mi hermana y a mí, y que luego fue mi papá quien corrió Lee más

Chicas de la calle

           De Daisy me impresionó su alegría y su cariño. Cuando volví a verla por segunda vez me llamó por mi nombre y, con tal felicidad, que intuí que había estado esperando mi regreso. Me sentí mal por no acordarme el suyo, pero en seguida lo aprendí de una forma en que creo que jamás Lee más