El cumpleaños de Susy

“Tío Gabriel, ¿deseas un pedazo de torta? Es de frutas con chantilly.” Laura quedó en espera de una respuesta que tardó más de lo que supuso. Gabriel sonreía y mantenía los ojos pegados a la pista de baile, donde los niños de la fiesta estaban jugando y saltando al compás de la voz del animador Lee más

El cochecito

Mercedes fue la primera persona que al llegar al edificio de la Calle Arévalo 262 me trató con amabilidad, y me hizo sentir ese calor humano que no pensé poder hallar en la ciudad. Pues la cantidad de gente que vive acá amontonada te lleva a detestarla o cuando menos a esquivarla como si fueran Lee más

La niña extranjera

Se quedó inmóvil frente a esa puerta ancha color crema un largo rato, antes de tener el valor de tocar. Escuchaba las voces agudas de los niños y la voz autoritaria de la maestra que intentaba callarlos, pero no podía distinguir ninguna palabra familiar. Trataba de separar algunos sonidos de esa bulla amorfa y atribuirles Lee más

Heydy Germhana (Parte II)

Antes de pasar a secundaria, aprovechó las vacaciones de verano para ejecutar su plan infalible. La primera fase consistió en volar a la piscina pública cada vez que podía. Se quedaba horas remojándose, hasta que sus labios se volvían morados y sus manos bien arrugadas. Había oído, en algún sitio, que el cloro de la Lee más

Heydy Germhana (Parte I)

Le habían puesto ese nombre para que fuera claro y unánime que ella no era una indígena más del montón. El apellido, ese ya lo habían perdido hace cuatro generaciones, pero el nombre habría sido suficiente para reivindicar los orígenes europeos y ocultar esa piel que, generación tras generación, habiendo perdido su candor, gritaba todo Lee más

Viaje en bus

Subo al ómnibus repleto de gente que en la hora punta regresa a sus hogares. ¡Se acabó el trabajo del día, que venga la noche para descansar los miembros exhaustos! Hay un sitio al fondo; me siento. Tuve suerte, cuando estás sentada la gente no se te viene encima, nadie te empuja y no tienes Lee más