Una rosa

Hallábanse el mar, el cielo con matices ocre como en un dibujo de acuarelas y un lecho de pasto suave donde poder echarse, enlazarse, darse besos y caricias. Pronto el parque del malecón se llenaría de parejitas deseando admirar el paisaje que otros días del año tal vez habrían ignorado o mirado distraídamente. Pero no Lee más

Cartas, cabinas y vinilos

Mis padres se conocieron en la época de las cartas escritas a mano, las cabinas telefónicas y los discos de vinilo. La de los amores complicados y las distancias infranqueables. Cuando todo el curso de tu vida podía ser desviado por un teléfono que suena un minuto tarde, o por el descuido de un cartero Lee más

La boda

El dolor siempre es un huésped indeseable, desechable. Y aún más cuando estás en espera de una gran felicidad, y en su lugar aparece él, al que no habías invitado y que no sabes cómo atender. Nunca es bienvenido, pero a veces también es inoportuno. Y es cuando más duele, porque te deja añorando algo Lee más

Juntos en el desayuno

Las cucharas de las que les quiero hablar pueden parecer corrientes a la vista, objetos sin relevancia y sin valor. Efectivamente, si ustedes son de los que hallan el valor en el precio de las cosas, entonces esas cucharas no tienen valor alguno. No tuvimos que desembolsar ni un céntimo por ellas. Las conseguimos gracias Lee más