La abuela de la residencial

Cada mañana la encuentro en el mismo lugar, sentada en su banquito colocado en el mismo punto, ni un centímetro más allá, vendiendo periódicos y revistas a la gente de la residencial. Ella está ahí, todos los días, desde hace muchos años, tantos como los que se leen en el mapa de su rostro y Lee más